Mucha gente que le interesa, ni se entera, porque no tienen Internet o por razones de difusión

Por Irina Pino

Público en la Iglesia Santo Ángel Custodio

HAVANA TIMES – Entre aplausos enardecidos, gratitudes, y total éxito de público, ayer a las 7 de la noche, en la Iglesia del Santo Ángel Custodio, en La Habana Vieja, se clausuró el evento Habana Medieval.

Convocado por el conjunto de música medieval Ensemble Lauda, este se desarrolló en las jornadas del 16 y el 21 de enero, con conciertos y conferencias. En esta ocasión se invitó a la cantante e instrumentista francesa Brigit Lesne, especialista en repertorios medievales, quien fungió como solista y en la dirección musical; además de la colombiana Carmen Elvira Brigard, y Xurxo Romaní, de Galicia.

Ver y escuchar a Ensemble Lauda nos traslada al Medioevo.Sus voces, acompañadas por los llamados sonidos extintos (por la antigüedad de sus instrumentos), fueron donados por Luthiers, de Europa, y poseen la magia de hermosísimas vibraciones. Aquí la viola, la guitarra  morisca, la cítala, el rabel, el atabal, el andufe, la flauta dulce, y muchos más, se empastan a las voces de manera peculiar, tal como si los ángeles ejecutaran los instrumentos.

Defensores de la música medieval con herencia hispánica y gallega, con un rigor historicista y académico, son fieles exponentes de la música sacra.  Algunos son graduados de escuelas de arte, y otros con profesores particulares, pero todos trabajan en pos de lograr lo excelso en su labor.  El director, Henry Vidal, así lo ha señalado en varias entrevistas.

Integrantes de Ensemble Lauda. Al centro, su director Henry Vidal

En su repertorio se destacan las cantigas de santuarios, práctica que venera a las reliquias y los santos, con aquellas peregrinaciones de los beatos que acudían de toda Europa, en una tradición trovadoresca perpetuada en el Camino de Santiago.

Sus integrantes varían en dependencia del programa, a veces son siete o más, en otras ocasiones menos. En el concierto de la iglesia de Paula, un actor declamaba las cantigas en español, poemas de alabanzas al amigo, a las doncellas, al amor, para crear un ambiente propicio de reflexión ante la belleza del verbo, Luego venía la interpretación de las cantantes en gallego.

Anoche, al terminar el último concierto, le pregunté a un integrante del conjunto dónde podría comprar sus discos, y lugares donde se presentan. Y me respondió que solo actúan cuando hay eventos de esa naturaleza. Me confesó que no tienen una discografía, porque ninguna casa disquera se ha interesado por difundir su obra, y lo más seguro es que busquen alguna independiente para grabar.

Me imagino que no cuenten con un salario estable, a pesar del trabajo que hacen, sino solo con ayudas internacionales. Eso pudiera parecer algo ilógico, pero es real. Los fonogramas que mayormente publican las disqueras cubanas son de música popular.

Integrantes de Ensemble Lauda

Se le da importancia a géneros como el jazz latino, con un gran despliegue que abarca la televisión y la prensa, y se obvian otros.

Hay que decir, asimismo, que a estos conciertos va poco público,  mucha gente que le interesa, ni se entera, porque no tienen Internet o por razones de difusión. Apuesto por darle mayor publicidad a esta música con videos promocionales, afiches por toda la ciudad, además de la información en las redes sociales.

Es un género musical que quizás se crea elitista, pero que por sus valores y tradiciones, también representa nuestras raíces.

Lástima que en nuestro país  solo se pueda disfrutar de la música antigua en las iglesias y cuando hay eventos de este tipo, y se carezca de espacios regulares para que el público pueda apreciar la belleza de este arte, en un mundo tan necesitado de espiritualidad.